El sistema SKAA permite disfrutar de un sonido de alta calidad utilizando un protocolo de comunicaciones digital con una potente corrección de errores para transportar fielmente señales de audio desde una fuente a su destino. El SKAA es una solución monosala, lo que significa que tanto el transmisor como los receptores están ubicados en la misma sala con el usuario. Cada transmisor puede enviar señales de audio por "streaming" hasta un máximo de cuatro dispositivos receptores al mismo tiempo. El SKAA pone el control de los contenidos musicales en el lugar que le corresponde: justo en sus manos.

El SKAA ha sido diseñado para proporcionar una calidad sonora superior en términos de servicio (fiabilidad del enlace) y coexistencia (facilidad de acceso a otros dispositivos utilizando la banda de radiofrecuencia). Puesto que funciona en la muy congestionada -a nivel mundial- banda de radiofrecuencia de 2.4 GHz, el SKAA utiliza un protocolo de conexión inalámbrica patentado -el "Walking Frequency Diversity" o WKD- para evitar conflictos con otros dispositivos inalámbricos. Esto permite al SKAA reproducir música sin chasquidos ni interrupciones.

Esta tecnología se utiliza en los siguientes productos,: