Los conos de Polímero de Matriz Metálica (MMP) incorporan una base de polipropileno cargada con partículas metálicas para exhibir una gran rigidez y una elevada velocidad de respuesta. Son fabricados mediante un sofisticado proceso de inyección a alta presión que modula el grosor del cono en puntos críticos para optimizar la rigidez y la consistencia del mismo, siendo el resultado unas prestaciones sonoras superiores.

Esta tecnología se utiliza en los siguientes productos,: