A fin de liberar sin restricciones toda la música contenida en el iPod/iPhone del usuario, el i-deck lleva la señal digital procedente de cualquiera de dichos dispositivos a su propio convertidor D/A (digital a analógico) de 28/56 bits y precisión doble. Al mantener los datos en el dominio digital hasta los últimos segundos de su procesado, nuestros ingenieros han conseguido preservar la esencia del master digital original.

Esta tecnología se utiliza en los siguientes productos,: