En los ambientes abiertos, la calidad sonora puede ser mejorada todavía más mediante el uso de un Radiador Auxiliar de Graves (ABR) montado en un recinto sellado. El ABR funciona como un pistón que es desplazado hacia delante y hacia atrás por el aire generado por el movimiento del cono del altavoz de medios/graves activo que hay en el interior del recinto sellado. Esto hace que en última instancia el ABR se comporte como un puerto convencional pero con una pegada y una profundidad en graves superior manteniendo a la vez un control excepcional.

Esta tecnología se utiliza en los siguientes productos,: